Andrea Llosa tras 15 años de matrimonio: “El retraso del anillo valió la pena”

Andrea Llosa compartió emotivo momento en su cuenta de Facebook

La periodista peruana Andrea Llosa sorprendió a sus seguidores al contar un pasaje de su vida personal hasta ahora desconocido. A través de su página oficial de Facebook, Andrea relató cómo su esposo le propuso matrimonio hace 15 años cuando ella estaba embarazada, sin embargo, antes de concretarse la unión perdió al bebé que esperaba, aun así decidieron contraer nupcias pero según cuenta, entre el apuro y la tristeza no tuvo un anillo ni el soñado momento de una pedida de mano.

En su reciente post cuenta detalles de cómo luego de 15 años de matrimonio su esposo hizo la pedida de mano oficial con un anillo de compromiso.

ESTO TE INTERESARÁ
¿Cuánto cuesta organizar una boda en Perú?

“Luchín y yo tuvimos pocos meses de enamorados porque rápidamente salí embarazada.
Lo primero que me dijo cuando lo llamé por teléfono (estaba de viaje) para darle la noticia fue:
Te quieres casar conmigo? Sin pensarlo le dije que ya. No tenía ninguna duda de que él era el hombre con el que quería estar toda mi vida y como, además, estaba embarazada, no había mucho tiempo para disfuerzos ni remilgos. Lamentablemente a los pocos días perdí al bebé, pero igual él insistió en que nos casáramos y yo no tuve ningún reclamo al respecto. Lo amaba, era mi mejor amigo, y había algo importantísimo, algo que me tenía cautivada… Me reía muchísimo con él, nos reíamos todo el tiempo, él me hacía feliz. A los tres meses nos casamos y en medio de la felicidad por los preparativos de la boda y la tristeza por la pérdida del bebé, no hubo tiempo para pensar en un anillo de compromiso y menos en una pedida de mano. La verdad es que ya no había nada que pedir. Ya lo había entregado todo, no nos hagamos.

Han pasado 15 años de matrimonio y no lo voy a negar, siempre soñé con ese momento especial que viven las novias cuando el novio se desarma en preparar la romántica pedida para sorprenderlas. La diferencia es que ahora ya no éramos solo él y yo. Éramos él, su hija, nuestros dos hijos y yo, o sea esta pedida con anillo de compromiso incluía a más gente. Confieso que más de una vez le hice saber a mi esposo que no importaba que el anillo llegara con retraso, lo importante era que llegara y acompañado de un momento inolvidable… Y bueno, luego de muchos años, sucedió y lo más lindo es que no lo imaginaba. Yo que ando al acecho ante cualquier movimiento extraño, fui sorprendida. Me la hicieron.

<
ESTO TE INTERESARÁ
Lili Venegas: la futbolista peruana que ascendió a la primera división de Portugal

En una cálida cabaña en medio de la nieve de un pueblo llamado Zlatibor, en Serbia, con mis primos, mis amigos, mis sobrinos, mis hijos, la hija de mi esposo, dos fuentes de papas fritas, un poco de salame, un paquete de tostadas y unos vinos, mi esposo se paró y luego de 15 años de matrimonio, abrió una cajita azul y en el centro, esperando su entrada triunfal, estaba el bendito anillo de compromiso. Luchín con una pizca de evidente nerviosísimo se agachó y me pidió que me casara nuevamente con él… Yo solo atiné a refugiarme en los brazos de Cristóbal, mi hijo mayor, hasta ahora no sé si me estaba riendo o estaba llorando, luego abracé y besé a mi esposo. Mis hijos aplaudían sorprendidos, felices, emocionados con la hazaña de su padre, sin entender mucho la situación y sin saber cómo reaccionar.

Estoy muy feliz y siento que el retraso del anillo valió la pena, ver la cara de felicidad de mis hijos es una imagen que nunca olvidaré. Enseñarles que el amor también tiene detalles y que los años de matrimonio no siempre apagan la relación sino que muchas veces la encienden y refuerzan la familia. Como siempre les digo, el amor no duele, y mis hijos no solo lo escucharon hoy lo vieron y lo sintieron, tenía ganas de contárselos a ustedes…”

Luchín y yo tuvimos pocos meses de enamorados porque rápidamente salí embarazada. Lo primero que me dijo cuando lo…

Posted by Andrea Llosa – Oficial on Monday, January 6, 2020

Leave a Reply