Toma nota de estos cinco aspectos cruciales para que tu relación de pareja no se vea afectada por la convivencia.

1. Comunicación

Nunca dejen de hablar de sus problemas, de las cosas que les pasó en el día. Que al llegar a casa uno se sienta bien al saber que está la otra persona dispuesta a escuchar lo que te preocupa o lo que te hace feliz.

2. Confianza

Si antes de la convivencia normalmente se tenían confianza, pues ahora se tendrán mucho más. Es algo que aprenderás en el proceso, tranquilo(a), es nuevo. Hay cosas que tendrás que compartir como la habitación, el baño, la ducha, la cocina y en ocasiones, hasta el dinero, por lo que tendrás que adaptarte y ser paciente para encontrar un equilibrio entre las costumbres de ambos y tener la confianza de charlar sobre lo que le molesta el uno del otro.

3. Paciencia

Al inicio no es fácil, una cosa es ser enamorados y verse algunos días pero otra muy distinta es tener que convivir no solo con tu pareja sino con todo lo que implica: costumbres, manías, orden, carácter etc. Muchas veces será necesario conversar y ponerse de acuerdo sobre situaciones muy específicas. Recuerda que el éxito de la convivencia está en la actitud de la pareja para afrontar los conflictos.

4. Respeto

Convivir no es estar en una cárcel por lo tanto, el respeto del espacio individual será muy importante de mantener con el fin de trabajar en tu proyecto personal desde diferentes puntos de vista: como persona, profesional, etc.

5. Enamorarse todos los días

No permitas que la rutina de la convivencia no rompa tu relación de pareja, has que cada día sea una aventura distinta y emocionante para ambos, es algo muy complicado pero siempre hay formas de buscar momentos especiales a través de cada detalle por más mínimo que sea, la otra persona sentirá esa chispa de emociones que toda pareja debería mantener.

Deja tu comentario

Te puede interesar